Saltar al contenido

Los costes de reparación siguen subiendo

Volver a la página inicial

Cada año, CarGarantie analiza alrededor de un millón de garantías de vehículos nuevos y de ocasión de todas las marcas y modelos para documentar la evolución de los costes de reparación y la frecuencia de las averías. Estos costes no han parado de aumentar en los últimos años. Y este año no va a ser una excepción: los costes medios de reparación han subido a casi 600 euros.

El análisis anual de averías de CarGarantie muestra claramente la evolución de los costes de reparación año tras año y, por lo tanto, documenta también que es muy probable que el aumento continúe. Cuando se trata de la distribución e importes de las averías , observamos una tendencia constante: en la mayoría de los casos, los valores han variado solo en unos pocos decimales en comparación con el año anterior.

Los costes medios de reparación ascienden a casi 600 euros
Siendo que en 2020, el coste medio aumentó 21 euros con respecto al año anterior alcanzando así los 572 euros, en 2021 una reparación costó de media 596 euros, considerándose así, el mayor incremento de los último años.

El motor, a la cabeza entre los vehículos de ocasión
Como ya hemos mencionado, poco han cambiado la distribución de las averías y los importes de liquidación. En el caso de los vehículos de ocasión, el motor sigue siendo el componente más caro: supone el 23,4% del importe de la liquidación de los siniestros (año anterior: 23,6%). El sistema de combustible le sigue en segundo lugar con un 19,1% (año anterior: 18,8%) y la caja de cambios en el tercero con un 11,5% (año anterior: 11,8%). Las diferencias son tan pequeñas que pueden explicarse por desviaciones estadísticas.
Se pueden apreciar más cambios en los vehículos nuevos: aunque el motor todavía ocupaba el primer lugar el año pasado, este año es el sistema de combustible quien lo ocupa, con una cuota del 20,5% (año anterior: 20,7%). El motor le sigue en segundo lugar con un 20,1% (año anterior: 21,4%), seguido del sistema eléctrico con 12,2% (año anterior: 12,0%). Por lo tanto, el porcentaje de los importes liquidados por fallos de motor disminuyó levemente, mientras que el resto se mantuvo sin cambios.

Frecuencia de las averías casi sin cambios
La distribución de la frecuencia de las averías también se mantiene prácticamente sin cambios, tanto en términos de tiempo como de porcentaje. En el caso de los vehículos de ocasión, el sistema de combustible sigue ocupando el primer lugar, con un 20,3% (año anterior: 19,7%), seguido del sistema eléctrico con 18,7% (año anterior: 18,3%) y el motor con 11,1% (año anterior: 10,7%).
En el caso de los vehículos nuevos, el sistema de combustible también ocupa el primer lugar con un 19,2 % (año anterior: 20,2%). El sistema eléctrico le sigue en segundo lugar con un 19,1% (año anterior: 18,7%) y la electrónica de confort con un 10,9% (año anterior: 10,7%).

Ligeras variaciones en el tiempo de aparición de la avería
En cuanto al momento en el que se produce la avería, hay pequeñas diferencias con respecto al año anterior. Mientras que el año pasado solo el 29,0% de los siniestros en vehículos de ocasión se dieron dentro de los primeros 5.000 km, este año es del 30,4%, es decir, ha aumentado 1,4 puntos porcentuales. El siniestro tiende a aparecer un poco antes. El 18,9% de los daños, en cambio, sólo se produjeron con más de 25.000 km (año anterior: 19,4%). En términos  de tiempo apenas hay cambios: el 23,2% de las averías solo se produce tras más de 360 días (año anterior: 22,9%).

Ángel Mellado, Director de CarGarantie España y Portugal:
“Son muchos los acontecimientos que han provocado el aumento de los precios en los últimos dos años: la escasez de semiconductores, el aumento de la inflación y las interrupciones de la cadena de suministro global. Esto también se refleja en los costes medios de reparación, que ahora rondan los 600 euros. Si comparamos: en el análisis de averías de 2016, este valor era inferior a 500 euros.
Por lo tanto, los seguros de garantía y de costes de reparación son cada vez más importantes tanto para concesionarios como para clientes. Los clientes pueden protegerse contra costes de reparación imprevistos, y los concesionarios pueden ofrecer una muestra de calidad que, una vez más, contribuye a aumentar significativamente la confianza de los clientes de vehículos nuevos y de ocasión”.

 

 

Abrir la imagen en superposición